Páginas vistas en total

domingo, 7 de octubre de 2012

Paterna 2012

Hola a todos, bueno, hoy os tengo que contar mi crónica de la XII Gran Premio de Paterna 2012 y la verdad... es que apenas tengo algo que contar.
Para esta carrera ha vuelto a venir mi amigo Carlos de la Coruña para participar en ella, la tiene clavada en su calendario deportivo.
El día de la carrera, madrugon que te cagas... a las 05:30 estaba apagando el despertador. Preparativos de última hora, ropa, botes, cascos, últimos ajustes a la bici, mirada por la ventana... y llueve, poco, pero LLUEVE. En el garaje nos espera Sergio, colocamos las bicis en el coche y nos vamos camino a Chucena, primera parada.
Llegamos a Chucena y allí está Mario, Juan Carlos, su hermano, Miguel y Dani. Pedazo desayuno, batallitas entre las tostadas y los nervios previos a la carrera, pero... sigue lloviendo, poco, pero LLUEVE.
Continuamos y seguimos a la caravana de coches con bicis dentro, detrás y arriba. Es una pasada ver a la cantidad de coches que hay a las 7 de la mañana para ir a la carrera.
Llegamos a Paterna, aparcamos y ahora llega el momento de la difícil decisión... salimos o no salimos. Empieza la deliberación, está chispeando y por medio de los móviles consultamos la predicción del tiempo. Maldonado dice que a la 10 va a caer más fuerte y no deja de llover hasta las 3 de la tarde. Otra página dice que ahora mismo está el sol arriba y un par de nubes, miramos todos y no, esta cerrado, el horizonte negro y sigue lloviendo, poco, pero LLUEVE. Y así son las previsiones que tenemos, unos que llueve, otros que no y otros que ahora está despejado... Estamos por llamar a los ingenieros de Ferrari de Fernando Alonso y que nos aconseje...
Total, que visto lo visto, decidimos unos cuantos no tomar la salida, para ganarse una ostia en el monte hay más días. Y en mi caso en particular, está la experiencia del Soplao de este año... lluvía, frío, barro y al final suspendieron la carrera.
Que conste que he realizado rutas con lluvia, pero siempre me ha sorprendido la lluvia por el camino, y si antes de salir veía que ya llovía, no salía.
Carlos es el que más nervioso y jodido está, hacerse ese viaje y no salir... ufff, pero empieza a leer mensaje del guasap en el que sus amigos del club ciclista "los perros" le dan ánimos, es entonces cuando se viene arriba y decide salir. Migue también se contagia y decide salir, 2 salen y 6 nos quedamos.


Yo no le digo nada, sabe perfectamente lo que hace, así que le ayudamos a preparar la bici, chubasquero, manguitos, pañuelo para la cabeza, lo vamos pertrechando como la guerra.


Va corriendo al cajón de la salida y nosotros nos vamos corriendo para ver el ambiente, en nuestros pensamientos tenemos una imagen de que casi nadie va a salir, porque vemos a más gente que se da la vuelta y está guardando las bicis, pero al llegar al cajón de salida....


Están casi todos... se nos cae el mundo encima, pero seguimos con nuestra decisión de no tomar la salida, el horizonte sigue negro y la previsión de lluvia es alta.
Para más inri... me encuentro a algunos amigos del "Kanina Bikes" que me pregunta si no salgo y me intentan animar, pero la decisión está tomada. Sólo mes queda desearles suerte y precaución.


Bajo una suave lluvia, dan la salida y salen la inmensa mayoría de corredores inscritos... menos unos pocos que nos hemos quedado con la cara arañando viendo la cantidad de gente que salía... mier...da

Decidimos ir con los coches e ir a algún punto de avituallamiento y desde allí ver a los participantes y animar, por lo menos hacer algo.
Conseguimos llegar al último avituallamiento, sobre el km 70 y allí la gente de la organización nos contagia su buen rollo y terminamos dando agua, plátanos, geles y ánimos a los bikers que pasan.




Lo malo... es que no llueve, no hay barro, la gente que pasa apenas lleva la bici manchada... Esto nos lleva a la inevitable conclusión de que nos hemos equivocado de estrategia, pero con los datos que teníamos a la salida la decisión en ese momento fue la correcta, si hasta Fernando Alonso se equivoca y eso que tiene casi un satélite metereológico para el solo... cómo íbamos a acertar nosotros con el Maldonado???

Después ver pasar a los 20 primeros, decidimos ir al pueblo para verlos llegar y ver como coronan el Pinguete y entran en meta.

Llegamos casi para ver llegar a los primeros corredores y yo me quedo en la meta para ver llegar a los corredores. Hay un ambiente festivo en todo el pueblo, la subida del Pinguete está empetá de gente, los corredores tienen que ir de uno en uno.

A las 4 horas y 53 minutos entra en meta Carlos, feliz por haber tomado la salida, y diciéndonos que la carrera ha sido magnífica y el terreno estaba en perfecto estado, ni barro ni charcos con agua y el tiempo, el mejor para hacer MTB. Eso ya nos hundió un poco más... 

También nos contó que en la salida del pueblo, la bajada por carretera, hubo un accidente muy gordo, varios bikers en el suelo y uno muy mal, que al final parece ser que se lo llevaron al hospital a Huelva. Esa bajada es muy peligrosa, la gente baja por ahí como cafres, no respetan, no avisan de su intención de adelantar y así pasa lo que pasa. Ya el año pasado una chica tubo la misma suerte y se la llevaron en helicóptero a Sevilla. Pues si a esa bajada le añadimos un suelo mojado y resbaladizo, se convierte en una bajada muy peligrosa. Eso era lo que teníamos en mente al salir, que el monte iba a estar muy mal y un accidente estaría ahí, esperándonos.

Pues esto es todo lo que puedo contar de mi "participación" en la maratón de Paterna... nada. El año que viene Paterna seguirá ahí y la de esta edición, nos vale de experiencia.

Aquí os dejo un vídeo del paso de algunos corredores por el avituallamiento y entrada en meta de la ruta larga. A ver lo que dura el vídeo en la red...


Saludos.