Páginas vistas en total

domingo, 30 de octubre de 2011

I Cicloturista del Granito y del Cobre de Gerena

Hola a todos, lo primero felicitar a la organización y al club ciclista el llantazo, que para ser la primera cicloturista que han organizado ha salido de lujo, ni un pero. Dos avituallamientos bien situados y con líquido y sólido de fruta. La gente en estos avituallamientos se han volcado, entrabas y antes de bajar de la burra ya tenías tu agua y tu fruta. La comida, lo justo para quedar saciado, y muy rica, después los sorteos, la camiseta. Hubo motos de apoyo, coche de policía local en todo el recorrido... Ni un pero en esta prueba. Algunos dirán que no hubo geles, pero por 15€... que más se puede pedir. Si quieres un gel, te lo traes de casa, no?
Una cosa que me ha encantado son los 10 km libres. Hasta ahora en las cicloturistas que he participado siempre han sido neutralizadas, esto es, nunca se ha podido adelantar al coche o a los miembros de la organización que abren la ruta. Esto a mucha gente le resulta frustrante, por que suelen ir con el cuchillo entre los dientes pero no pueden dar rienda suelta a sus ganas de batallar. Pero aquí no, como contaré más adelante, aquí había 10 km para dar rienda suelta a todos los que quisieran competir.
Bueno, pues para mi esta cicloturista ha tenido un poco de cal y muuuuuuuucho de arena. Iba con la compañía de Sergio, Juan Carlos y Pedro. Un mensaje a primera hora de la mañana me avisaba de que Mario no nos podía acompañar, una lástima.

Si no queréis leer toda la crónica, os pongo AQUÍ el enlace de la fotos.

De izquierda a derecha, Sergio, Juan Carlos, Pedro y yo mismo.

En esta ocasión el madrugón no fue grande, la salida era a las 9:30, por lo que hemos tenido tiempo de salir de Sevilla, recoger dorsal, desayunar, preparar las bicis y rajar un buen rato hasta el pistoletazo de salida.
Vuelta turística por Gerena para despertar a los pocos vecinos que aún estaban durmiendo y ya empezamos a buscar la tierra... más bien los primeros barros.
Juan Carlos tenía claro que en esta carrera no quería perder de vista la pegatina del patrol de la policía local... creo que iba tan pegado por si el coche se quedaba atascado y necesitaba ayuda para que lo remolcaran... Este tío es una máquina, tanta carretera... se nota.
En los primeros kilómetros íbamos sin perder de vista al pelotón de adelante. Aparecían los primeros tramos de barro nocilloso... pero el terreno estaba bastante bien para lo que ha llovido la semana pasada.
Empieza la primera subida, no es muy larga pero necesita su esfuerzo para subirla, ahí ya me pasa Sergio. Malo, ya me noto que me falta un poco de fuerza. A Sergio se le ve cómodo en la Alma 29", ya está hecho a la bici y además se le nota que lo que le faltaba era bici y una de 29".
Después de subir hay una bajada fuerte y llegamos al primer avituallamiento. Allí veo a gente conocida del mundillo, Diego, Pablo de Sueraventura, a unos cuantos Hispas, al que sólo reconozco es a Pecoby. Lo dicho, la organización volcada para que a nadie le faltara su agua y su fruta.




Reanudamos la marcha. Juan Carlos sigue quitándole el barro al coche de la policía local, está claro que está deseando llegar al tramo libre.
Entre el pelotón ya empiezo a escuchar hablar de las 3 Marías... Por mi experiencia, si una cuesta tiene nombre y si es de mujer... chungo, así que esta que tiene 3 nombres...
El terreno ha cambiado, está plagado de charcos y el puñetero barro nocilloso, que para el que no lo sepa, es el baro que hace que tus gomas tenga la anchura de tu horquilla y de tus vainas, que son las que le reducen el ancho. Esto hace que pierdas tracción, resbales, te den una papeleta con opción a premio de una caída... y lo más divertido, que cuando pillas un tramo de asfalto... el barro se va soltando y quien se encarga de probarlo??? el que va encima de la bici, claro, jajajaja.
Llegamos al corredor Verde, el suelo ya es mejor, el ritmo es alto y esto permite conversaciones entre los bikers. A mi lado se pone Maverick y me pregunta si soy elvago en el foro de los hispas, le digo que si y ya empieza una buena conversación. Ahí me entero de que es el nuevo flamante "presi" del club. PRESIDENTE DIMISIÓN, jajajaja.



Llegamos todos contentos y felices al cruce de la carretera de Analcóllar y después de cruzarla, agrupamiento. Ahora empiezan los 10 km del tramo libre. Ya los nervios se respiran en el aire y hay gente que no puede aguantar más... se mean...jajajaja



Los más pros ya están delante, el coche de policía local se aleja para dejar sitio. Delante nuestra a 200mts la primera de las tres Marías. Desde la distancia no parece gran cosa, pero la gente ya va avisando, la primera es fácil, pero la segunda es larga y la última tiene mucha pendiente.
Dan la salida, la gente sale como un cohete, todos nos vemos fuertes y capaces. Llegamos a la primera María, se adelanta a gente y enlazamos a la segunda... la cosa ya cambia.... ya empiezan a adelantarme los que había adelantado... Compruebo que no tengo fuerza, me pesan la piernas y voy muy alto de pulsaciones. Hay que bajar el ritmo.
Sergio me pasa como un cohete, yo trato de seguirlo pero me quedo clavado en el arranque... algo no va bien. Al llegar a la altura de la tercera María ya me voy dando cuenta de que los 20 km que faltan para meta van a ser un infierno. A duras penas veo a Sergio que con su 29" va a toda pastilla. Esta es su carrera.
Ahora el terreno es un poco llano hasta que nos metemos en una finca, ahí ya se vuelve un poco divertido porque hay las primeras bajadas fuertes. Bien, ahí puedo recuperar un poco e intentar alcanzar o disminuir la distancia con referencia a Sergio, pero no, no hay forma de alcanzarlo, ya me lleva mucha distancia.
Yo sigo igual, con los mismos problemas, me falta gasolina, he bebido con frecuencia, había tomado hacía 10 minutos un gel pero no noto mejoría.
Calambres, la cosa mejora por momentos... en la primera subida fuerte que hay en la finca tengo que poner pie a tierra y empujar la bici para ver si se me quita el calambre y relajo el músculo. A quien le diga que he hecho los 10000 del Soplao y que voy empujando la bici en el km 45 en una cicloturista...
Vuelvo a montar y empiezo a relajar las relaciones, para no forzar. Consigo llegar al segundo avituallamiento. Sergio me dice que me vio poner pie a tierra y me pregunta que me pasa. Le digo que la semana pasada (gran error) empecé una dieta, a proteína pura, que si, que he perdido 3 kilos pero no tengo energía ni fuerza. Pedazo bronca me dan él y Pedro... no me llega con lo que tengo, jajaja.
La verdad es que si, que he elegido una mala fecha para empezar... tendría que haberla empezado en Noviembre, no la semana anterior a una prueba...
Algún hispa me da ánimos y me pregunta que tal voy, a duras penas respondo que al menos estoy vivo, jajaja.





En este segundo avituallamiento tenemos el lujo de tener aquarius... un lujazo. La organización lo está clavando.
Continuamos la marcha, yo con mis dudas. Quedan 10 km a meta, pero no se si son en llano o con subidas. Además, en estas pruebas siempre suelen dejar algún regalito para el final, como en Paterna el Pinguete, en Cala la subida al Castillo, en Ronda, etc...
Mi plantamiento ahora era llevar una relación relajada y dosificar.

 Sergio

 Pedro

Elvago

Bajando por una pista ancha vemos al fondo la carretara de Gerena... ya falta poco, pienso. ERROR, un par de amables hombres de la organización nos desvían a un camino a la izquierda. Sergio y Pedro van pendientes de mi, saben que voy con problemas y una palabra de ánimo ayuda más que un gel.
ZAS, en toda la boca, primer calambrazo de el abductor de la pierna derecha, me quedo clavado y busco la forma de poner la pierna para que se me pase el dolor, pero este no quiere irse... Consigo bajarme, camino cojeando un poco. La gente que me pasa me da ánimos y me pregunta si necesito ayuda. Esto es lo que hace grande al MTB, somos una gran familia, pero la próxima... que alguien lleve reflex, por dios, jajaja.
Estoy estudiando un proyecto de hacer una empresa de TELE REFLEX... "killooooo, estoy en el kilómetro 48, tráeme un bote..." jajajaja.
Se me relaja la pierna y vuelvo a montar, faltan 5 km de infierno... Sergio y Pedro me esperan y los alcanzo y cuando me preguntan cómo voy. ZAS, en toda la boca, el segundo calambrazo en la pierna izquierda, al menos no ha sido en la misma, vaya consuelo, jajaja.
Estiro y consigo relajar el calambre, me armo de fuerzas y vuelvo a montar. Me cago en el Ducan y en toda su familia...
Con el ánimo y la vigilancia de Pedro y Sergio, llegamos a Gerena. El infierno ha pasado.
Hacemos el ritual final, recogemos camiseta, limpiamos bicis, vemos alguna niña que te alegra la vista, nos duchamos/cambiamos y a por la merecida comida.
Aquí ya es que hay que ponerles un pedestal a la organización, no somos mucha gente, pero en menos de 4 minutos ya tenía mi pan, mis dos platos, mi bebida y mi comida y con una amabilidad y una sonrisa en la boca. Todo riquísimo. Lo mejor, la bebida la cantidad que quisieras. Ahora es tiempo de las risas, las batallitas, comentar ese tramo que te ha dejado marcado. Cuanta razón tiene Sergio cuando me dice que parecemos cazadores o pescadores, jajajaja. Aquí cada uno es Alberto Contador, jajaja.





Empieza la entrega de trofeos, aplausos merecidos a todos y a ella. Trofeo incluso al corredor más lejano...

No, no soy el corredor más lejano, pero quería saber cómo me queda, jajajaja. CLAVO.

Y por último el sorteo, con una bici incluida.

Bueno, ya descansado y en casita toca anilizar lo que ha pasado. Para mi han sido dos los grandes errores cometidos. El primero es empezar una dieta una semana antes de una prueba, aunque fuera de 60 km y sin grandes complicaciones. El problema es que mi organismo se ha dedicado a quemar la energía que tenía disponible, al ver que se ha terminado comienza a quemar las grasas de la energía de reserva y claro, cuando en la carrera le meto combustible, el cuerpo que es muy sabio se dedicó a primero guardar esa energía otra vez en los almacenes de las reservas y quemar la restante, que como era poca pues por eso me encontraba sin fuerzas.
El segundo gran error ha sido que como en la primera parte, llana, no quería perder de vista al pelotón de adelante, iba alto de pulsaciones, con lo que mi cuerpo se ha dedicado a producir ácido láctico en tal cantidad que no lo ha podido digerir. No puedo llevar un ritmo entre un 88% y 94% durante tanto tiempo y al principio. Por culpa de esto me han aparecido toooooooooodos los calambres.
En fin, yo procuro sacar siempre el lado positivo y es que de los errores se aprende y además en esta ruta he conocido a más gente.

Saludos a todos y animaros a venir el año que viene, merece la pena.

lunes, 24 de octubre de 2011

Entrevista en Bicimarket

Hola a todos, cuelgo esta entrada para contaros algo increíble, impensable, me han hecho una entrevista... Pues, raro, pero cierto, la historia viene del Facebook, la gente de la tienda BiciMarket crean un concurso en el que el tema es comentar qué cambios has realizado en tu bici y el porqué. De todas las respuestas seleccionan una y esa es la ganadora. El premio... lo mejor, te hacen una entrevista y la publican en su blog y en el Facebook. Pues creo que este es mi primer podio y el que más ilusión me hace.
Gracias a la gente de BiciMarket.
Este es el enlace por si queréis entreteneros y leer la entrevista.

miércoles, 12 de octubre de 2011

XI Paterna del Campo 2011

Bueno, más vale tarde que nunca, la crónica de Paterna.
Esta prueba es un clásico en el calendario de cualquier biker de Andalucía. Para mi, las mejores cualidades que tiene, es la organización y la forma en que el pueblo de Paterna se vuelca en esta prueba... los que la hayan hecho y subido el Pinguete, saben lo que digo...
Bueno, este año ha tenido un aliciente especial esta prueba, la compañía. Si el año pasado fui el Sancho Panza de mi amigo Mario, este año iría acompañado de Sergio y Carlos (perro carbono) que venía desde A Corunha para correr por los montes de Huelva.
Bueno, lo normal, despertador y a ver si pillo a Carlos dormido y le pego un susto, pero como buen perro... siempre alerta.... Bajamos al garaje y empezamos a montar el porta bicis y demás preparativos. En esta ocasión el porta bicis iría a tope, una Alma de 29", mi KTM y el TREK top fuel 9.9 de Carlos.
Foto de rigor....

Bueno, últimamente se está convirtiendo en una tradición parar en Chucena a desayunar con Mario. Allí enlazamos también con Juan Carlos y compañía.
Llegamos a Paterna, montamos bicis, y al cajón de salida. Este año ha sido un pequeño caos... la federación... Antes para entrar en el cajón de salida era sólo por un sitio, ahora estaban obligados a cada uno entrar según su categoría.
Fotos en el cajón y salir cagando leches...
Mario

Perro Carbono

Mario y yo mismo...
Sergio no sale en estas fotos... ya que era sólo para mayores... el como es un chavalín estaba más adelante en el cajón de Máster 30...
Lo dicho, llegamos justitos, no dio tiempo ni para ponerse nerviosos... Paseo por el pueblo, la gente animando, volcada con los ciclistas y empezamos con una bajada por asfalto.

Bueno, a partir de aquí Carlos ya estaba nervioso... y como si fuera un galgo... salió cagando leches y ya no le volvimos a ver hasta la meta.
Empezamos a rodar por las pistas, primero el terreno es llano buscando la sierra. El ritmo es suave, va mucha gente, todos muy juntos, cuando empiecen las subidas cada uno ya irá en su sitio y menos tráfico.
Por el camino voy saludando a un montón de gente... estaba alucinando... un par de hispabkers, Juan Pumar, a un Pedro de Gines, Manolo Herrasti, algún Kanina...


El ambiente es genial y el terreno aún no es complicado.
En las primeras cuestas empiezan las complicaciones, más por el mogollón de gente que por lo técnico del terreno. Esto llega a provocar la primera caída de Mario y Sergio, que tocan mi rueda y se caen, por desgracia no será la última.
Nuestro pequeño grupo de 3 sigue unido, ninguno se descuelga y así llegamos al primer avituallamiento. Para ver de que forma se vuelca la gente... en esta foto hay un Guardia del SEPRONA reparando una rueda de un biker...

Arrancamos y ya nos encontramos con bajadas y subidas, de estas que ya tienen nombre... los "machos" y demás. Algún que otro charco, pero lo que más abunda... es el polvo.. y más polvo.
Mario va casi todo el camino abriendo camino, se nota que ha recargado la batería de su rodilla biónica... jajaja. Tiene mérito que hace apenas menos de 3 meses lo operaron del menisco y ahí está el tío...
Sergio ya va más cómodo con la Alma de 29", pero sigue sin tener buena técnica en las bajadas y eso hace que en algunos tramos cierre el grupo de 3. Pero nunca dejo de .... oirlo... que forma de eruptar, jajajaja.
Después del segundo avituallamiento... el susto. Un biker que va un par de metros delante mía, pero a mi derecha, bajando, se lleva una mano al bolsillo del maillot y se le mete la rueda en un agujero, sale despedido por encima del manillar y termina delante de mi, aún es hoy... y no tengo ni idea de como lo esquivé a el y a la bici... Sergio venía detrás de mi y me dijo que ya me veía en el suelo... yo también. Paramos, ayudamos al biker y le preguntamos, nos da el OK y lo dejamos.
Yo tenía la firme intención de hacer la ruta larga, 97 km, pero siempre que algunos de estos dos se animara... Mario tenía muy claro que quería hacer la corta, ese era su objetivo y al que podía "engañar" sería a Sergio, pero...
El pero era que en una de las paredes le digo que vaya dejando distancia con los que iban delante, como frene uno... pie a tierra. Yo lo adelanto, me distancio un poco y después de una bajada, al llegar al llano lo espero... pero ya era mucho tiempo el que pasaba... otra vez a parado a mear??? Pasados unos 4 minutos aparece... lo han tirado, al pasar al lado de un biker, este se cae y le mete el codo, con lo que el se cae, se golpea la rodilla y se clava el manillar en el pecho, un arañazo muy feo. Después nos enteramos que Mario en es cuesta se ha caído dos veces, por lo mismo, se cae el de adelante y al suelo...
Bueno, pues está claro que para hacer la larga solo... mejor me voy con estos dos y así nos lo pasamos bien.
Mario no baja el ritmo... sigue arriba...

Sergio ya un poco tocado, pero ahí sigue el tío... con un par.

Llegamos al tercer avituallamiento y comemos las rosquillas de canela... un clásico. Aquí me entero después que Carlos ha pasado tan rápido... que aún no habían llegado las rosquillas, jajajja, menos mal, porque si no se las zampa el todas...

Será la rosquilla, será el gel... ni idea, pero después de salir empecé a encontrarme con fuerzas y empecé a subir el ritmo... como si me picara el culo. Empecé a adelantar gente bajando, a alguno subiendo y también a alguno más llaneando. Pasé por el desvió de la larga... ninguna duda, la corta.
Miraba atrás, ni rastro de Mario ni de Sergio.
El paisaje ha cambiado, ya no hay cuestas, el terreno es llano y en el horizonte se divisa Paterna y el Pinguete, casi se pueden oír los gritos de la gente animando...
En la unión de la larga con la corta veo llegar al pelotón de los primeros, joder, impresionante, llevan más de 30 km más que yo y parecen frescos como rosas... yo de mayor quiero ser igual... jajajaja.
Ahora todos los esfuerzos y energías están concentrados y reservadas para coronar el Pinguete... montado en la bici. Las piernas van cargadas... el sentido común me obliga a usar el Réflex para evitar problemas en la subida. También vacío los dos botes de agua... el peso es el peso...
Llego a los pies de la cuesta, hay gente subiendo, parada, empujando la bici... cada uno afronta la cuesta como sus fuerzas le permiten. Desde abajo ya empiezo a usar el cambio para llevar la relación más cómoda. Levanto la vista, Dios... está todo el pueblo metido en la cuesta, cómo coño se puede pasar???
Esta cuesta es muy traicionera, de tierra pasas a cemento y de una subida pronunciada y progresiva, en los últimos 100 metros parece que te quiere tirar de la bici, pero no eres consciente de ello ya que te concentras de dar pedal y pedal y pedal, intentando quitar de tu cabeza el dolor por llevar las piernas con calambres y doloridas, la gente te rodea, te grita, te aplaude, te hace un pasillo de 1 metro de ancho. Sin esta motivación tiras la toalla fijo, pero no puedes dejar de dar más pedales y cuando crees que ya has llegado arriba, aún te quedan los últimos 20 metros con más de un 21% 
Te entran ganas de llorar pero no lo hago porque voy seco, ya ni sudo. Y por fin corono, llego a la cima, entonces empiezas a relajar las piernas, y a recordar cada uno de los últimos 20 metros de la subida...
Mario

Sergio

Perro Carbono

elvago

Una vez cruzada la meta la preocupación es tener noticias de los demás y ya veo a Mario, que ha entrado muy cerca de mi, al rato aparece Sergio y decidimos ir a la ducha y a comer, Carlos aún tardará un buen rato en llegar, pero muy poco tiempo.
Ahora toca tomar unas cervezas y disfrutar...


Me encuentro con mis amigos de Aznalcóllar, uno de ellos ha tenido una fea caída... pero sin más consecuencias.

Le pongo un mensaje a Carlos y ya había entrado en meta hacía un buen rato... es una puta máquina de hacer km en bici...



Bueno, pues esta ha sido la aventura y así la he vivido yo, con la mejor compañía, la de mis amigos, aunque han faltado algunos... que apuntito ha estado de venir Pruden... que seguro que el año que viene se apunta.
Aquí están todas las fotos de la carrera. FOTOS
Saludos.